Borja Ruete

Mi sitio en la red

Author: Borja Ruete (page 2 of 4)

Libertad, la que yo dicto

Suena el despertador, comienza la rutina: hago una visita al baño, desayuno, me doy un duchazo y visto mi mejor americana. Una vez preparado, cuando las agujas del reloj marcan las nueve en punto, dejo de leer las noticias y cojo el maletín de trabajo. Sin perder un segundo, pulso el botón del ascensor, impaciente. Lo oigo subir piso a piso, con parsimonia. Ting tong, las puertas se abren de par en par. Entonces bajo al garaje, donde me espera el coche oficial. Esta mañana no intercambio demasiadas palabras con José, el chófer que me asignaron al empezar la legislatura. Alguna frase cordial y un par de comentarios sobre los nubarrones, los que se perfilan en el cielo contaminado de Madrid y los que se ciernen sobre el Congreso de los Diputados. Se avecina una sesión crispada y de acusaciones cruzadas entre los distintos partidos políticos. Nada nuevo, el panem et circenses de la política, la lucha diaria por el control y por la hegemonía de las ideas.

Seis columnas de orden corintio adornan el antiguo convento del Espíritu Santo, reconvertido en el Palacio de las Cortes, una preciosa obra arquitectónica de estilo neoclásico. Dos leones fieros, estatuas inmortalizadas en piedra, custodian las puertas de “La casa de todos los españoles”, el hogar de la democracia, el lugar donde los representantes del pueblo hablan y deciden por todos sus ciudadanos. «Más palabrería que otra cosa», pienso yo, viejo veterano y conocedor de los vericuetos del poder.

Sostengo el discurso en las manos, aunque lo he memorizado al dedillo. Nada más entrar en el Congreso, caen las primeras gotas de lluvia, que se precipitan de manera violenta contra el techo del edificio. ¡Y cómo se escucha! Parecen piedras de duro granizo. La misma tormenta marrullera truena en el interior, con toda sus señorías graznando como cuervos iracundos bajo los relámpagos efectistas de la retótica de unos y de otros. La presidenta del Congreso trata, en vano, de levantarse sobre las voces estridentes que se culpan unas a otras de los males del reino. Mientras, yo, abogo por la libertad, y así se lo hago saber a mis rivales políticos. «¿Pero qué es la libertad?», nos preguntamos todos. «La libertad es todo lo que no choca con nuestra visión del mundo».

Sonámbulo

Todos los días me siento frente al ordenador y me adentro en la rutina de las redes sociales, como un sonámbulo que vive en estado de duermevela. Soy un zombi, aunque en lugar de morder cuellos y saborear vísceras, me alimento de la negatividad y de los chascarrillos. Las mismas discusiones, los mismos personajes. Egos grandilocuentes, inseguros por naturaleza y llorones en busca de atención. La red viste a las personas, las acaricia con sus visajes y disfraces, que adheridos a una piel simbólica, conforman una imagen trastocada y difusa de la realidad. Una mentira, una ilusión. Ni en el vino subyace la verdad, in vino veritas, ni en Twitter estamos más cerca de conocer el corazón de la humanidad. Casi todo se reduce al juego de las apariencias, a salir con los morritos en las fotos o a presumir de compañía en las historias de Instagram. Mientras escribo estas líneas, sigo con la mirada fija en la pantalla. Revivo las mismas historias, en bucle eterno, de pesadilla, porque despierto pero no despierto. Sonámbulo sigo, sonámbulo seguiré.

El Legado de Sodoma, Capítulo I

[…] quam plures utriusque sexus personae propriae salutis immemores et a fide catholica deviantes, cum daemonibus, incubis et succubis abuti, ac suis incantationibus, carminibus et coniurationibus aliisque nephandis superstitiis et sortilegiis excessibus, criminibus et delicti […] 

[…] muchas personas de los dos sexos, olvidando su propia salvación y desviándose de la fe católica, tratan con demonios, íncubos y súcubos, y con sus hechizos, cantos, conjuros y otras nefastas supersticiones y sortilegios se dedican a excesos, crímenes y delitos […] 

 

 

                                                         Summis desiderantes affectibus 

        Inocencio IV, a 5 de diciembre de 1484 

                                                             Bula papal contra la brujería

Continue reading

Lope de Vega y sus novelas a Marcia Leonarda

casa-de-lope-de-vega

Las Novelas a Marcia Leonarda fueron escritas por Lope de Vega a petición de doña Marta de Nevares. Esta mujer, amante, musa y madre de una de las hijas del poeta, influyó enormemente en la poética lopiana. El personaje de Marcia Leonarda, que aparece habitualmente en la prosa novelada de Lope, no es una figura cualquiera, sino el alter ego de Marta de Nevares.

Continue reading

Apple y Tim Cook: ¿Tecnología al servicio de la humanidad?

A lo largo de un extenso discurso que Tim Cook, CEO de Apple, pronunció frente a los nuevos graduados de la MIT, salió a la palestra una cita de Martin Luther King: “Toda la vida está interrelacionada. Estamos todos atrapados en una inescapable red de mutualidad, insertos en un único destino”. Esta frase se hace aún más certera en el contexto actual, donde la sociedad está cada vez más globalizada y conectada gracias a la tecnología. Irónicamente, esas mismas herramientas también nos desconectan y nos alejan de la realidad y de las personas: nos dejan expuestos a peligros antaño inexistentes.

Continue reading

Una hora con Ramón Méndez, traductor de videojuegos

Ramón Méndez (Ourense, 1983) es una persona polifacética. Además de doctor en Traducción y Paratraducción, profesor universitario, periodista y coautor de La Odisea de Shenmue (Héroes de Papel), ha trabajado en la localización de más de cuatrocientos títulos y ha sido premiado por su trabajo en varias ocasiones. Colabora en MeriStation y hace radio en Marca Player Vigo y El Stick.

Nota: Esta entrevista fue publicada originalmente en la revista GTM. Suscríbete y recíbela en casa todos los meses. Más información en Gamestribune.com.

Continue reading

Lost Odyssey: El Prisionero Inmortal

Y yo, sin embargo, nunca viajaré allí.
Nunca podré escapar de este mundo de oscuridad…

Aurum se erigía sobre una cima montañosa a unos kilómetros de Numara, la capital del Reino. Era un pueblo inhóspito al abrazo de la naturaleza. Árboles frescos se embebían de los licores de las tierras fértiles, allá donde las raíces recorrían su imparable descenso a las profundidades del mundo. Los edificios estaban construidos en madera y piedra. Tenían el techo bajo, protegido por robustas tejas de color rojo desgastado. Por dentro eran igual de sencillas, aunque todos los aldeanos poseían ardientes chimeneas para guarecerse de las inclemencias meteorológicas.

Continue reading

Notas sobre las obras y los héroes homéricos

A través de la poética de Aristóteles destapamos uno de los rasgos principales del proceso de composición de La Odisea: no estaba construido con el objetivo de ser leído, sino para ser recitado en un auditorio de manera oral.  Es por ese motivo que todos los episodios eran bastante breves, tal y como también apunta el filósofo en su poética. Cada uno de esos capítulos debía ser claro y aunar todos los elementos dramáticos necesarios.  Por otro lado, eran generalmente independientes los unos de los otros. Si bien había un hilo conductor común—la guerra y el regreso al hogar—,  los episodios narraban las diversas aventuras de Ulises. La obra homérica prescindía asimismo de los detalles cuando ya no eran necesarios:

Continue reading

La Roma de Salustio

Los últimos años de la República romana se caracterizaron por la inestabilidad, las luchas intestinas por el poder y el desgaste progresivo de las instituciones que durante muchos años habían regido el sistema de gobierno. Sin embargo, no hay que olvidar que dichas instituciones no se mantuvieron inamovibles, puesto que el pueblo romano evolucionó desde una monarquía hasta la república incipiente, cuya madurez llegó mucho tiempo después.

Aunque en sus orígenes Roma era un pueblo dedicado sobre todo a la agricultura y ganadería, y pese a que ese ideal se mantuvo también en época imperial, la influencia de otros pueblos—especialmente del etrusco—, la apertura de Roma al comercio exterior y sus numerosas campañas bélicas favorecieron la conquista de nuevos territorios. De este modo, las clases más pudientes se hicieron más ricas gracias a las nuevas tierras que pasaban a engrosar como parte de su patrimonio—o más bien, recibían el derecho a explotarlas, porque teóricamente seguían perteneciendo al Estado—.

Continue reading

Últimos lanzamientos del año en GTM [Vídeo]

Os dejo un vídeo sobre los últimos lanzamientos de videojuegos del año que hemos realizado en el canal de Youtube de GTM. Sin más dilación, ¡dentro vídeo!

Older posts Newer posts

© 2019 Borja Ruete

Theme by Anders NorenUp ↑

Ir a la barra de herramientas